Sermones Relacionados
La pregunta que cambia tu vida  Lucas 8:22-25
Cuando el cristiano es perseguido y afligido Bienaventuranzas Mateo 5:11
Garantías de que Dios siempre esta con nosotros  36:10
Pasando por las aguas de las tribulaciones  Isaías 43:2
Jesús victorioso sobre la tentación  Mateo 4:1-11
Como vencer el pecado que nos asedia  Varios
El Señor escoge a débiles hombres para grandes cosas  Varios
Cuando somos débiles entonces somos fuertes  2 Corintios 12:9-10
Jehová es bueno y fortaleza en la angustia  Nahum 1:7
Palabras sabias de Cristo al cansado  Isaías 50:4
Jesús camina sobre el mar Verdaderamente eres Hijo de Dios Mateo 14:22-33
El justo con dificultad se salva  1 Pedro 4:18a
El poder de Dios se perfecciona en la debilidad   2 Corintios 12:1-10
La parábola del sembrador 3 Sembrado en pedregales Mateo 13:5-6,20
Conociendo el poder de la resurrección de Cristo  Filipenses 3:10
Vacunas contra las artimañas del Diablo Sobre el pecado imperdonable Mateo 12:22-37
Cansancio, aflicciones en el cristiano ¿Por qué Dios lo permite? Varios
Bondad, Mansedumbre y Paciencia de Cristo  Mateo 12:19-20
Libro de Lamentaciones de Jeremías (parte 1/2)  Lamentaciones
Libro de Lamentaciones de Jeremías (parte 2/2)  Lamentaciones
Jóvenes que vencen al mundo (parte 2)   1 Juan 2:16
Jóvenes que vencen al mundo   1 Juan 2:15
Aun los mejores hombres dudan   Mateo 11:1-6
Sermones Relacionados
Sermones en audio
JESúS VICTORIOSO SOBRE LA TENTACIóN

Predicador:  Pedro Alanis González
Texto:  Mateo 4:1-11
Duración:  37:41
Predicado el:  21/09/2008
Visitas:  2628
Resumen:  Por medio de Cristo y su testimonio nosotros podemos vencer las tentaciones de este mundo.

Bajar sermon a su disco duro


" y que desde la niñez has sabido las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús. Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redarguir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra." (2 Timoteo 3:15-17)